jueves, 6 de diciembre de 2012

Chava Jiménez, su penúltimo acto

La vuelta España llegaba a su octava etapa de la carrera, en la que los corredores iban a afrontar como única dificultad montañosa del día el puerto del Alto de la Cruz de la Demanda, en donde estaría situada la meta. La etapa fue muy tranquila, hasta que llegaron a ese puerto, en donde en sus primeras rampas los corredores del conjunto ONCE llegaron situados en cabeza del pelotón, intentando apretar al líder de la carrera, un Santiago Botero, que el día anterior se había exhibido en la contrarreloj. Pero poco aguantaron en cabeza los corredores del conjunto amarillo, ya que a la orden de un reaparecido Chava Jiménez, fueron sus compañeros del iBanesto.com los que se pusieron en cabeza. 

Al paso por la pancarta de 10 kilómetros a meta los corredores, comandados por los hombres del conjunto de Eusebio Unzué, marchaban a mil kilómetros por hora. Dos kilómetros más adelante comenzaron las hostilidades, siendo el vasco Iban Mayo, del Euskaltel, el primero que intentó abrir hueco, aunque su acelerón apenas inquietó a los favoritos, donde rápidamente se puso en cabeza Pipe Gómez, compañero del líder Botero, para intentar mantener un mínimo de control en la carrera. A la rueda de los Kelme van tomando posiciones los Beloki, Mercado, Chava Jiménez o Leipheimer.

Aprovechando una de las múltiples zonas de descansillo que ofrece el puerto, Botero se puso en cabeza del grupo, pero nada más pasar por la pancarta de 7 a meta, y al tiempo que las cámaras enfocan a un Igor González de Galdeano que sufre en la cola del pelotón, Chava Jiménez lanza un ataque y coge unos metros de ventaja, justo cuando los corredores afrontaban nuevamente las rampas duras del Alto de la Demanda. Situado a más de 6 minutos en la general, no suponía ningún problema para los hombres fuertes, por lo que nadie salta a por su rueda, otrora peligrosa para los favoritos.

Carlos Sastre vio como el resto de corredores no salían a por el hombre del iBanesto.com, por lo que decidió que ya había aguantado bastante en el pelotón y se fue a por el Chava, al que alcanzó enseguida. A pesar de ser un corredor del equipo de Manolo Saiz y otro del de Eusebio Unzué, con una simple mirada se entendieron en busca del objetivo, la victoria de etapa. No obstante, y a pesar de esa gran rivalidad existente entre ambos conjuntos, ellos eran cuñados, y eso estaba por encima de cualquier otro aspecto.

Por detrás todos los corredores marchaban al ritmo que seguía marcando Pipe Gómez, con corredores que iban cómodamente tras él, como Óscar Sevilla, Joseba Beloki, Levi LeipheimerIban Mayo, quien disputaba su primera grande. El líder, Botero, comenzaba a sufrir el ritmo que marcaba su compañero, en la persecución de los líderes, por lo que se podía ver como la apuesta del conjunto Kelme de cara a la general iba a ser Sevilla. Ángel Casero, por su parte, estaba pasando sus peores minutos, marchando a cola del grupo de favoritos.

El líder de la carrera estaba pasando unos momentos muy malos, con grandes dificultades para aguantar la rueda de los hombres más fuertes, y el primero que vio eso fue Manolo Saiz, que no dudó en sacrificar una posible victoria de etapa y al paso por la pancarta de 6 a meta, mandó parar a Carlos Sastre, quien con todo el dolor de su corazón, pero cumpliendo muy profesionalmente con su labor, dejó escapar a su cuñado, el Chava, y se dejó atrapar por un grupo que ahora comandaba su compañero Zarrabeitia, haciendo mucho daño dentro del grupo.

Le quedaban 5 kilómetros al Chava de lucha en solitario contra los pocos favoritos que marchaban comandados por los ONCE. Zarrabeitia se apartó según neutralizaron a Sastre, quien tomó el relevo, demostrando que se encontraba muy fuerte aquel día. Beloki se estaba mostrando ambicioso, con Sastre marcándole un fuerte ritmo, en el intento de eliminar de la lucha a Botero y a todo aquel corredor al que pillasen por el camino. Las diferencias se estaban estabilizando, con el Chava a unos 20 segundos de ventaja y Botero a más de 50 por detrás, pero sin llegar a eliminar a otros hombres como Casero.

El gas de Sastre se estaba acabando y al pasar por la pancarta de 3 a meta se apartó, habiendo realizado un trabajo excelente y dejando solo a Beloki contra unos corredores que no habían dicho su última palabra. Laiseka fue el primero en lanzar un pequeño demarraje, seguido Heras, ambos con más intenciones que fuerzas realmente. Sus ataques no dieron mucho de sí y Beloki se puso a tirar del grupo, destrozándolo por completo y provocando que los corredores ahora marchasen de uno en uno. Solo Laiseka, Leipheimer,  Mercado y Heras fueron capaces de aguantarle a rueda, aunque el bejarano pocos metros pudo hacer en ese grupo. Mientras, por su parte, Sevilla entraba en una grave crisis y era rebasado hasta por un Casero que estaba recuperando sensaciones. Beloki seguía con su ofensiva y tan solo Juanmi Mercado, a duras penas era capaz de seguir al corredor vasco, que se estaba mostrando agresivo como nunca en su carrera deportiva, en las búsqueda del liderazgo de la carrera.

El Chava había entrado en el último kilómetro del puerto, donde suavizaban los porcentajes del mismo, y lo hacía con una veintena de segundos con respecto a Beloki, por lo que la victoria era prácticamente suya. Sólo le quedaban mil metros más de sufrimiento, después de ese último año tan duro que había pasado, especialmente en el plano psicológico, más que en el físico. Cruzó la meta en primer lugar, con 23 segundos de ventaja con Beloki, quien se iba a colocar como nuevo líder de la carrera, merced a los más de 40 segundos que había cedido Sevilla y el minuto y medio que cedió Botero. El tercero de la etapa fue Juanmi Mercado, que entró cinco segundos detrás de Beloki. Leipheimer y Laiseka serían los siguientes en entrar, casi a rueda de Mercado.

El `Chava´ ya lo había anunciado el día anterior: "un escalador nunca deja de serlo", y cumplió con su palabra. Ganó en lo Alto de la Cruz de la Demanda, con un ataque sensacional, en la que era su primera victoria desde hacía catorce meses y la primera de las tres parciales que obtendría en aquella Vuelta a España, su última gran aparición ante un público que admiraba sus espectaculares ataques en las rampas de los puerto.


Carlos Sastre: "Mi único sueño en esta vida era haber llegado los dos juntos en una etapa de montaña. Eso pudo haber sido en la Vuelta a España de 2001, pero por diferentes intereses de los equipos, estando los dos escapados, mi equipo me hizo parar para tirar de Beloki".



Clasificación 8ª etapa. Reinosa - Alto de la Cruz de la Demanda (Valdezcaray)
1- José María Jiménez (iBanesto.com) 4 horas 42 minutos 58 segundos
2- Joseba Beloki (ONCE) a 23´´
3- Juan Miguel Mercado (iBanesto.com) a 28´´
4- Levi Leipheimer (US Postal) a 30´´
5- Roberto Laiseka (Euskaltel) m.t.
6- Manuel Beltrán (Mapei) a 47´´
7- Iban Mayo (Euskaltel) a 48´´
8- Iñigo Cuesta (Cofidis) a 57´´
9- Roberto Heras (US Postal) a 1´
10- Ángel Casero (Festina) a 1´ 2´´
...
13- Carlos Sastre (ONCE) a 1´ 36´´

Clasificación general
1- Joseba Beloki (ONCE) 25 horas 6 minutos 17 segundos
2- Óscar Sevilla (Kelme) a 15´´
3- Ángel Casero (Festina) a 51´´
4- David Plaza (Festina) a 1´ 27´´
5- Santiago Botero (Kelme) a 1´ 28´´
6- Levi Leipheimer (US Postal) a 1´ 54´´
7- Juan Miguel Mercado (iBanesto.com) a 2´
8- Roberto Heras (US Postal) a 2´ 47´´
9- Iban Mayo (Euskaltel) a 3´ 14´´
10- Igor González de Galdeano (ONCE) a 3´ 29´´


Saludos a todos!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada